HORMIGA FARAÓN

Las hormigas faraón anidan en prácticamente cualquier sitio que les brinde protección. Se han encontrado colonias anidando en paredes, muebles y electrodomésticos, pero también se han descubierto en lugares únicos como entre los pliegues de las hojas de los armarios, las varillas huecas de las cortinas, dentro de los hierros, en pequeñas cajas y bajo tejas de tejado. Son extremadamente oportunistas en su selección de sitios de anidación.

Las hormigas faraón sólo pueden ser controladas mediante la colocación efectiva de cebos para hormigas. El tipo de cebo que tiene éxito en última instancia es aquel del que la colonia o colonias involucradas se alimentarán durante un largo período de tiempo. Las obreras forrajeras devuelven el cebo a la colonia y lo alimentan con él a otras obreras, larvas y reinas.

Descripción

Originaria de África del norte/cuenca mediterránea. Dispersada a lo largo de las rutas comerciales internacionales y ampliamente distribuida hoy en día. El hecho de necesitar condiciones cálidas y húmedas las mantiene confinadas en edificios en regiones templadas.
Las infestaciones pueden producirse en una amplia variedad de lugares, incluidos bloques residenciales, hoteles, hospitales y otras instituciones, instalaciones de manipulación de alimentos, parques zoológicos y a bordo de barcos. En climas cálidos pueden producirse infestaciones en el exterior.

Ciclo De Vida

Nunca forman enjambres voladores; el apareamiento tiene lugar en los nidos y huecos de los edificios. Cada reina produce hasta 350 huevos de los que, después de aproximadamente una semana, emergen larvas ápodas que son alimentadas por las reinas y atendidas por las obreras.
El desarrollo larval dura cerca de 3 semanas, y la fase de pupa unos 9 días. El ciclo completo, desde la puesta hasta el adulto, dura aproximadamente 5 semanas y media, según la temperatura.

Daños

CARACTERÍSTICAS