ROEDORES

La transmisión de enfermedades al humano se da de manera directa o bien a través de microorganismos de los que son portadores. En la Edad Media fueron responsables de las epidemias de peste que asolaron a Europa. Otras de las enfermedades más comunes que se encuentran asociadas a los roedores son: Tifus murino (Rickettsia moozeri), Leptospirosis (leptospira sp). Son tres las especies de roedores frecuentes en el hábitat urbano: rata gris o rata de las alcantarillas (ratus norvergicus), rata negra o rata de los tejados ( ratus ratus) y ratón casero (Mus musculus). El control de roedores representa un verdadero reto ya que la presión biológica ejercida durante siglos ha llevado a estas especies a desarrollar cualidades y mecanismos adaptación

Los sentidos del tacto y del olfato los  tienen muy desarrollados. Se balancean perfectamente en cables largos y delgados  por los que suele pasar de uno a otro edificio e incluso pueden saltar en forma vertical hasta una altura de 90 centímetros. Pueden escalar cualquier pared o superficie rugosa que les permita sostener sus patas. Los tubos con un diámetro interior de 1 a 10 cm.  Pueden ser escalados desde el interior o exterior en vertical.

Descripción

Son muy activos durante la noche, cuando buscan alimento y construyen sus nidos. Las ratas son excelentes buceadoras, lo que les permite el movimiento dentro de las alcantarillas y en algunos casos permite que puedan salir por las instalaciones sanitarias. Es necesario considerar que las ratas pueden lograr entrar por una abertura que sea superior a un centímetro, esto es un factor importante si se va a colocar una estructura  a prueba de roedores. Además de que las ratas pueden roer láminas emplomadas, concreto fresco, ladrillos y láminas de aluminio. Un diente incisivo de una rata crece aproximadamente 12.5 cm. al año y estos dientes deben mantenerse desgastados para ser útiles por lo tanto será muy común encontrar materiales, muebles y equipos dañados por roeduras cuando existan ratas en el área.

Ciclo De Vida

A las 6 semanas de edad, la hembra del ratón doméstico es sexualmente madura y está lista para comenzar a reproducirse. Este proceso de maduración rápida da a los ratones una inmensa capacidad de reproducción. Vivir en interiores mejora estas capacidades, ya que pueden reproducirse durante todo el año. Al aire libre, la reproducción sólo ocurre durante la primavera, el verano y el otoño. Los meses de invierno son demasiado duros para tener éxito en la reproducción.

Daños

CARACTERÍSTICAS